Ritual de limpieza o baño de despojo

Científicamente está comprobado que los seres humanos no sólo somos un cuerpo físico, también somos un “cuerpo energético”. Este ritual para limpiar nuestras malas vibraciones llamado ritual de “despojo”, nos servirá para limpiar toda la energía “densa” que se nos adhiere y nos bloquea. Hay más rituales de limpieza como el de sal y vinagre, pero ese es mejor usarlo para casos más extremos.

Nos sentimos bloqueados, parados, el mundo sigue girando, y nosotros tenemos proyectos en mente que no se activan, que sabemos que tenemos que hacerlos, pero no tenemos ni tiempo ni dinero y lo que es peor, no sabemos ni por dónde empezar ni tenemos ganas de empezarlos. Nos vamos de escapada un fin de semana, convencidos por nuestros amigos, y todo sale mal. Los amigos se alejan, no cuentan con nosotros. Hemos terminado una relación, llevamos tiempo solos, pero no encontramos un nuevo amor. Estamos sin trabajo, echamos currículos, pero no hay entrevistas, no hay llamadas.

Este ritual de limpieza energética, o ritual de despojo, nos va a eliminar todas las malas energías que hemos ido acumulando sin darnos cuenta. A partir de que eliminemos la energía densa que llevamos encima, veremos cómo nos encontramos más ligeros, más alegres, y lo más importante, las cosas paradas volverán a activarse. Sucede muchas veces que cuando nos limpiamos todas las cosas se activan a la vez, todo lo parado se pone en marcha, estresándonos un poco.

Necesitamos tres hojas de laurel, un puñado de romero, un puñado de lavanda, un poco de ruda, una olla o cuenco para hervir todo y sal.

Pondremos dos litros de agua en una olla. Meteremos en el agua el laurel, la lavanda, el romero y la ruda. Lo dejamos hervir durante diez minutos y lo apartamos del fuego. Una vez templado, le añadimos dos buenos puñados de sal, moviéndolo con una cuchara de madera.

Después de la ducha y justo antes de secarnos, cogeremos esta solución y nos la echaremos desde el cuello por la parte delantera y por la trasera, haciendo que el líquido escurra por nuestro cuerpo y desaparezca por el sumidero mientras decimos:

“que desaparezca toda la energía negativa que se elimine todo el mal y que con este líquido desaparezca por el desagüe. Que así sea, echo está”

Lo podemos decir con nuestras palabras, con lo que vibremos nosotros pero que signifique lo mismo. Este ritual de limpieza lo debemos hacer durante 7 días seguidos la primera vez que nos limpiamos. Después lo podemos hacer días sueltos cada vez que notemos que ha habido cambios en nuestra energía. Antes de 10 días notaremos como nos ha cambiado nuestra vida y como se empiezan a activar las cosas. Si tenéis alguna duda o si queréis un ritual personalizado, poneros en contacto conmigo al teléfono 659644897. Os atenderé encantada.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Escríbeme por WhatsApp