La luna llena sucede cuando la tierra se encuentra entre el sol y la luna y se ilumina una de sus caras, un hecho que nos enseñará a cómo utilizar la energía de la luna llena . Cada uno de los ciclos o fases por las que pasa la luna dura una semana y cada fase de ellas se dan cada veintiocho días, así que en un mes tenemos las cuatro fases, luna menguante, luna
nueva, luna creciente y luna llena.

Desde el inicio de los tiempos, se le ha dado un significado sobrenatural a la Luna, que de verdad posee. Es capaz de determinar las mareas, la fertilidad, el crecimiento del cabello, la intuición, la noche, los animales y las plantas. Es una diosa que concede deseos, es la plenitud y sobre todo la energía femenina.
Hay muchos mitos sobre la Luna por eso es recomendable hacer rituales en estas fechas, lo que no es un mito es que, el astro controla las mareas. Nuestro cuerpo es ochenta por ciento de agua, por eso cuando hay Luna Llena, influye sobre nuestro estado de ánimo, en emociones, sentimientos y en las enfermedades.

Ritual de amor para la luna llena

Ha estado presente en todas las culturas, y hay una historia griega de amor sobre el sol y la luna que es muy bonita:

Hace miles de años, el Sol y la Luna eran amantes, su amor era completamente puro, sin límites. Sin embargo, debido a su grande y maravilloso amor, Afrodita, diosa del amor y la belleza, sintió celos,
por lo que decidió resolver el problema.

Ritual de amor para la luna llena con una vela blanca

Vamos a hacer un sencillo ritual de amor en Luna Llena. Necesitamos una vela blanca o plateada (es el color de la Luna), un vaso de agua, y una rosa roja. Lo haremos la noche de Luna Llena, cuando salga. Encendemos la vela, y mirando a la luna (aunque esté nublado su energía sí que está) y usaremos este conjuro de luna :

“Que la fuerza de tu energía me ayude a conseguir (formula el deseo)”


Podemos pedir varios deseos en nuestro ritual de amor en la luna llena con esta frase. Mientras vamos formulando deseos, vamos a ir deshojando la rosa, y sus pétalos los vamos a ir introduciendo en el vaso con agua.

Sacamos el vaso al balcón, o a una ventana para que se impregne de la energía de la Luna y lo dejamos toda la noche. Al día siguiente con esta agua nos lavaremos la cara. Nuestro deseo, o deseos, se verán cumplidos en poco tiempo, por lo menos antes de que vuelva la luna llena.

La luna rige las mareas y nuestro cuerpo es ochenta por ciento de agua, por lo que nosotros también nos afecta la luna, creamos o no en ello. En la fase de Luna Llena, las energías que recibimos en la tierra son poderosas y como la luna es una dadora de deseos, todos los deseos que pedimos, son más fácil de conseguir

Ritual en luna llena con cuarzo

El cuarzo es un cristal que recoge muy bien las energías de la luna. En este ritual de luna llena nos vamos a beber la energía de la luna. Necesitaremos un cristal de cuarzo pequeño, que quepa en un vaso de agua. Un papel pequeño para apuntar los deseos que vamos a pedir. Un vaso de agua y tres granos de arroz.

En el papel pequeño escribimos de uno a tres deseos, no más. Colocaremos el vaso lleno de agua encima del papel, y dentro del agua introduciremos los tres granos de arroz. Este vaso de agua lo vamos a dejar toda la noche que le dé el reflejo de la luna llena.

Tenemos que buscar un sitio que le dé toda la noche, un balcón, una ventana, o en el jardín si tenemos. Por cada grano de arroz que introducimos en el agua, vamos a pedir en voz alta, un deseo de los que hemos apuntado.

Después introducimos en el vaso el cristal de cuarzo dando también en voz alta las gracias a la luna llena, pues nuestros deseos ya están cumplidos.

A la mañana siguiente, nos bebemos el agua del vaso. Nuestro deseo se verá cumplido en breve.

Ritual en luna llena con monedas

En la magia, como en la vida, si queremos que nos den, tenemos que dar. Este ritual de la luna llena, es muy sencillo y efectivo. Le vamos a ofrecer a la luna llena monedas a cambio de que nos conceda nuestros deseos.

Necesitamos siete monedas en curso. No importa el valor, ni si son grandes o pequeñas. Con las siete monedas en la mano, saldremos a una terraza, un jardín o una ventana y enseñándole las monedas a la luna llena diremos en voz alta

“Que la energía de la luna llena, me conceda (pedir deseo)

Este es el pago que te traigo con todo mi amor y respeto”

Guardaremos estas monedas en una caja o en una bolsita y la pondremos entre nuestra ropa o en un lugar que no sea accesible de cogerlas. No se pueden gastar hasta que se cumpla el deseo.

Ritual en luna llena con velas

La plata y las velas blancas se asocian a la luna. Se puede poner en los rituales cualquier mineral, pues cada uno tiene su función, así como los colores de las velas, que todos tienen su función, pero cuando hacemos rituales a la luna, el mineral debe ser la plata y el color de la vela blanca.

En este ritual de luna llena necesitamos una vela blanca, una cadena de plata, y fotografías o recortes de nuestros deseos. Sobre un mantel blanco o rojo, vamos a hacer un circulo con la cadena de plata. Depende de la cantidad de deseos, la cadena tendrá que ser más grande o más pequeña, pues tenemos que poner las fotografías dentro. Dentro del círculo, en el centro, ponemos la vela y alrededor de la vela y dentro del circulo metemos las fotografías o recortes. También podemos poner tarjetas de visita, billetes, todo lo que se nos ocurra que represente nuestro deseo. Encendemos la vela y decimos en voz alta:

“Que la fuerza de la energía de la luna llena, me ayude a conseguir (decimos los deseos que tenemos en los recortes uno a uno). Gracias madre luna por lo que ya me has concedido”

Se guardan los recortes o fotos y a medida que se van quemando a medida que se cumple los deseos.

Ritual para la luna llena con flores

Las flores blancas están dedicadas a la luna. Para un ritual de la luna llena necesitamos una flor blanca preferiblemente una rosa, pero también puede ser un clavel, una dalia, una margarita, un jazmín, o cualquier flor blanca que tenga pétalos pues necesitamos deshojarla hoja a hoja.

En este ritual de la luna llena necesitamos una hoja pequeña para apuntar los deseos. Los deseos tienen que ser impares. Una copa con agua, en su defecto un vaso. Una flor blanca, preferentemente una rosa.

Saldremos al jardín, ventana o balcón para que la energía de la luna llena nos dé directamente. Colocamos encima de la hoja con los deseos la copa de agua y con la flor blanca en la mano y mirando a la luna diremos:

“Que la fuerza de la energía de la luna llena, me ayude a conseguir estos deseos”

Vamos a ir deshojando la rosa, y vamos a ir metiendo la hoja en la copa de agua una a una. Por cada hoja podemos pedir un deseo también en voz alta. El resto de rosa que no hemos deshojado la introducimos en el agua y lo dejamos toda la noche a la luz de la luna.

Al día siguiente podemos lavarnos la cara o las manos con esa agua, o bien podemos tirarlo en una maceta que tengamos en casa. El papel de los deseos lo guardaremos con la ropa interior nuestra.

Cómo utilizar la energía de la luna llena

Afrodita, utilizando la seducción, uno de sus grandes poderes, trató de convencer al Sol que dejara a la Luna, pero este le contestó “Lo siento mi señora, no tengo duda de que usted es la mujer más hermosa del mundo, y que su dulzura es inigualable. Pero mi corazón le pertenece sólo a mi esposa, la Luna, pues la deseo más que el oro puro, es para mi la miel que cae de un panal.
Llena de rabia, y dándose cuenta que ese amor superaba a los dioses, Afrodita ordenó separarlos para siempre, ordenando que el Sol sólo salga de día y la Luna de noche. Zeus, el dios del Olimpo, viendo la maldad de Afrodita, pudo revertir la orden, ofreciendo al Sol que si se esforzaba podría ver a su amada Luna cada día en el horizonte, justo antes de anochecer.»

Existen historias de la Luna con Artemisa, Febe, Hécate, Selene, Rea, Jonsu, Thot, Isis, Venus, Diana, cultura china y japonesa, y sobre todo con animales como los lobos o el conejo que esconde la Luna.
La mayoría de rituales se rigen por la Luna. La Luna menguante sirve para hacer limpiezas y para hacer desaparecer lo que no queremos en nuestra vida. La Luna creciente nos sirve para hacer crecer todo lo que pidamos o deseemos. En la Luna nueva, mejor no pedir nada, es la oscuridad, y
sólo podemos trabajarla las profesionales.

La Luna Llena, es la mejor para pedir, hacer rituales o hechizos. Es la plenitud, cualquier deseo puede ser conseguido con estas energías, así que aprovecha esta fase lunar para pedir al Universo mediante este ritual tu deseos más profundos.

Es un ritual sencillo, si quieres uno personalizado para tu caso, o tienes alguna duda que deseas resolver, ponte en contacto conmigo en el 659644897 o través de este formulario. Te atenderé encantada.