Ritual para el solsticio de verano 2020

Llega tiempo de calor, de piscina, de helados y de vacaciones. La llegada del verano siempre ha sido motivo para celebrarlo en todas las culturas a lo largo de la historia de la humanidad.

El sábado, 20 de junio, a las 23:44 h (hora española) tendrá lugar el solsticio de verano. Para los que vivimos en el hemisferio norte puede empezar el 20 o el 21 de junio, dependiendo del lugar.

En el solsticio de junio, el Polo Norte se encuentra más inclinado hacia el Sol, que cualquier otro día del año. No es que el sol esté más cerca de la tierra, sino que nuestra tierra está más inclinada hacia el sol.

En España, el fuego es protagonista. En Catalunya y en todo el litoral mediterráneo, el solsticio no se celebra hasta el día 23 por la noche, que es víspera de San Juan, y se encienden hogueras para purificar todo lo viejo.

Este año, la entrada del solsticio a partir de la noche, nos irá muy bien para hacer un ritual para purificar con el fuego a la vez que pedimos un deseo.

Cómo hacer el ritual del solsticio de verano

Necesitamos un cuenco, ya puede ser un caldero de bruja, una cazuela de barro o de aluminio. Debe resistir el calor, pues vamos a encender una hoguera donde a la vez que pedimos el deseo, se purificará.

Un cuenco, una vela roja, romero, sal, azúcar, siete hojas de laurel, canela en polvo y alcohol de quemar o de farmacia y un papel en blanco para apuntar tres deseos.

Para empezar el ritual encenderemos la vela roja, e iremos metiendo los ingredientes en el cuenco con concentración. En el cuenco iremos introduciendo primero un poco de sal, después un poco de azúcar.

 El romero mejor si está seco, cogeremos entre nuestras manos y lo iremos chafando o moliendo para ir echando encima. Este mismo procedimiento haremos con el laurel, cogeremos las siete hojas entre nuestras manos y las iremos moliendo con nuestros dedos mientras echamos el laurel encima del romero. A continuación, pondremos un poco de canela en polvo.

Cuando ya tengamos todo preparado, escribiremos tres deseos en el papel. En el cuenco rociaremos un poco de alcohol y encenderemos con una cerilla. Cuando empiece a quemar, echaremos al fuego purificador nuestros tres deseos, pidiéndolo en voz alta. Tus tres deseos serán purificados y pedidos a la misma vez.

Dejaremos que se consuma la vela y los restos del cuenco lo echaremos a la tierra, ya sea en una maceta, en un jardín o en el bosque.

Si tenéis alguna duda, necesitáis un ritual personalizado o deseáis una sesión de tarot, poneros en contacto conmigo al teléfono 659644897. Os atenderé encantada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Escríbeme por WhatsApp