Ritual para el solsticio de invierno

El solsticio de invierno tiene lugar cuando la tierra tiene la mayor inclinación respecto al sol.  En el hemisferio norte es el 21 de diciembre, y es la noche más larga del año, por lo tanto, el día más corto. El solsticio de invierno marca el primer día de la estación más fría del año en el hemisferio norte y el comienzo del verano en el hemisferio sur.

Muchas culturas antiguas que luchaban contra los duros inviernos, este día celebraban el poder de la luz sobre la oscuridad, ya que, a partir del solsticio, el día va a ganar tiempo a la noche.

Sin ver al astro Sol como una deidad, como muchas religiones han considerado, es cierto que a medida que pasa el año el sol pierde su fuerza, haciendo que la naturaleza pierda su fuerza y capacidad de sobrevivir. Con la llegada del cristianismo, la celebración que se consideraba pagana de adorar al sol, fue sustituida por la Navidad, hasta que el año 354 se trasladó esta al 25 de diciembre.

El solsticio de invierno, llega cuando todas las hojas ya han caído, la naturaleza está aletargada, es el momento de mayor oscuridad, las energías están bajas o agotadas. Es un momento de recogimiento, de pasar cuentas con nosotros mismos, de hacer balance de lo que se ha conseguido durante el año y sobre todo de cerrar asuntos pendientes o que no hemos terminado.

El ritual del solsticio de invierno sirve para ganar la batalla a nuestra oscuridad energética y espiritual. Aprovecharemos este ritual para limpiarnos de toda la mala energía que hemos ido acumulando a lo largo del año de rituales que hemos hecho y que algunos no han salido como esperábamos, y para cerrar temas, ya sea de amor, de salud o de trabajo.

Llega la Navidad, y volveremos a pedir, así que antes de llenar otra vez, tenemos que vaciar. Limpiaremos y tiraremos todo lo que no sirva. En casa también deberíamos hacerlo.

Ingredientes para nuestro ritual de invierno

Para este ritual del solsticio de invierno necesitamos un plato blanco, un limón, una vela blanca, un papel y un lápiz.

Vamos a cortarle al limón las puntas para que por un lado nos quede una base plana para poder poner en el plato, y por el otro lado vamos a hacer un agujero al limón para poder meter la vela.

En el papel, vamos a anotar todo lo que queremos limpiar, borrar, eliminar o cerrar. Encenderemos la vela, y con concentración mientras quemamos el papel, diremos en voz alta lo que deseamos eliminar. Si por ejemplo queremos eliminar el sufrimiento que nos ha creado un amor durante este año, diremos “que se elimine de mi vida el sufrir por amor” o “que tal persona desaparezca de mi pensamiento”.

Acabaremos diciendo “Que así sea, así es, hecho está”

Esta última frase, dará por hecho que eliminamos de nuestra vida todo lo que hemos pedido.

Si tenéis alguna duda en mi canal de Yotube Tarot y rituales Karmen, está este y otros rituales muy eficaces. Si quereis un ritual personalizado o una consulta de tarot, poneros en contacto conmigo al teléfono 659644897. Os atenderé encantada.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Escríbeme por WhatsApp