Ritual abrecaminos para el trabajo

A lo largo de nuestra vida, todos pasamos por momentos malos respecto al trabajo. Este abrecaminos para el trabajo, nos va a ayudar en estos momentos.

Cuando somos jóvenes porque nos piden experiencia y aún no hemos tenido nuestro primer empleo, entramos en el mundo laboral aceptando lo que nos salga, aunque no sea lo que hemos estudiado, para empezar a tener experiencia. Cuando llevas muchos años en el mismo trabajo y necesitas un cambio. Cuando estamos muy cansados de nuestro jefe, pero no nos atrevemos a cambiar por si no encontramos otro trabajo rápido.

Cuando tenemos una edad, nos despiden, y entramos en una depresión pensando que nunca más encontraremos un trabajo. En todos estos casos hacer un ritual abrecaminos para el trabajo, nos ayudará a encontrar.

Los rituales abrecaminos nos hace que podamos cambiar de rumbo en cualquier cosa que deseemos. Nos acostumbramos a nuestra zona de confort, y nos da miedo los cambios. También nos empecinamos que nuestra vida tiene que ir por un camino, sin tener en cuenta que algún día nos pararan y nos reconducirán para hacer lo que teníamos destinado en nuestro camino.

Al hacer un ritual abrecaminos no pides un empleo en concreto, para eso tenemos rituales específicos de trabajo, lo que conseguimos es poder pasar a otra opción de trabajo, que se nos abran otras puertas y otros caminos. En resumen, que nos cambie la situación actual. Vamos a hacer una lámpara para dar luz a este cambio.

Necesitamos una foto nuestra o en su defecto un papel con nuestro nombre y fecha de nacimiento. Este ritual se puede hacer para otra persona, por lo que necesitaríamos la foto o nombre de la persona a la que se lo vamos a hacer.

Además, necesitamos 12 velas de té, de las redondas planas, si pueden ser de color verde. Si no tenemos verdes podemos poner blancas. Café, azúcar, harina, romero, laurel y agua. Un cuenco de cristal (no de plástico) o podemos utilizar una copa de boca ancha como las de gin-tonic.

En el fondo del cuenco, primero pondremos nuestra foto, e iremos añadiendo todos los ingredientes por encima unos encima de otro. Tres cucharadas pequeñas de café, tres cucharadas pequeñas de harina, siete cucharadas de azúcar. Encima un puñado de romero y echaremos un poco de agua para que se integre todo, sin removerlo. Por encima de todo pondremos siete hojas de laurel.

Con el cuenco ya preparado, lo pondremos en un sitio plano, pues lo tenemos que dejar tres días. Este ritual se hace tres días seguidos. Encenderemos una vela de té y la pondremos encima del laurel y se quedará flotando. Alrededor del cuenco pondremos tres velas en forma de triángulo. Nos concentramos y pedimos en voz alta lo que deseamos sobre el trabajo. Cuando se consuman las velas, las retiramos, y dejamos el cuenco en el mismo sitio para el día siguiente.

Este ritual abrecaminos para el trabajo se debe hacer tres días seguido, utilizando cuatro velas cada uno de ellos. Se debe de hacer en luna creciente o llena, nunca menguante o nueva.

Al cuarto día, podemos escurrir el agua y tirar todos los ingredientes a la basura.

Ritual abrecaminos para el amor

¡Ya me toca ser feliz¡  Esta expresión la pensamos muchas veces, y hasta la hemos dicho a veces en voz alta. Llevamos tiempo sin amor, nuestra vida amorosa está estancada, no hay cambios, y algo dentro de nosotros nos dice que ya es hora de volver sentir amor.

Sea cual sea el motivo de esta espera, estamos desconectados de la energía del amor. Para volver a tener esa energía necesitamos decirle al universo que estamos preparados, que deseamos volver a tener compañía, que deseamos otra vez amor y sobre todo que deseamos ser felices.

Con este ritual abrecaminos para el amor, conseguiremos volver a esa energía. Pediremos en voz alta con una oración, cuando encendamos las velas.

Necesitamos un cuenco de cristal o una copa ancha como las de gin-tonic. Canela en polvo, café, azúcar, romero, pétalos de rosas rojas, miel, agua y una foto nuestra. Si no tenemos foto un papel con nuestro nombre completo y fecha de nacimiento. También necesitamos 12 velas pequeñas planas que se llaman velas de té, de color rojo preferiblemente, si no puede ser, podemos elegir blancas.

En el cuenco de cristal pondremos primero nuestra foto o el papel con nuestro nombre. Encima de la foto iremos añadiendo los ingredientes. Primero 3 cucharas pequeñas de café, a continuación 3 cucharas pequeñas de canela, por encima 7 cucharadas pequeñas de azúcar, y luego tres cucharas pequeñas de miel. Pondremos un poco de agua, para que todo se integre, pero sin revolverlo nosotros.

Por encima de esta mezcla, vamos a poner 7 pétalos de rosas rojas. Este cuenco lo intentaremos poner sobre un trozo de tela roja en un lugar seguro pues tendremos que dejarlo tres días. Alrededor del cuenco pondremos tres velas de té haciendo un triángulo invertido, es decir con la punta para abajo. La cuarta vela de té la pondremos encima de los pétalos de rosas rojas. Encenderemos las cuatro velas y concentrados en lo que vamos a pedir, diremos en voz alta esta oración.

Yo (nombre)

Deseo con esta oración abrir los caminos al amor

Yo te invoco Dios del amor

Ruego que en mi vida aparezca el amor verdadero

Que ponga la alegría en mi vida y el amor en mi corazón

Que desaparezca mi soledad y aparezca la compañía

Que me quiera y me respete.

Oh Dios del amor

Ruego que me envíes una persona que me haga muy feliz. Que así sea, así es, echo está.

Ritual abrecaminos para la energía

Cuando decimos “abrecaminos” o “desatrancar” nos referimos a cambiar una realidad de forma segura y clara eliminando los obstáculos, y conseguir que las cosas cambien. Hacer una realidad diferente.

Muchas veces estamos bloqueados, no tiramos ni para adelante ni para atrás. Estamos estancados, siempre es lo mismo. Esperamos cambios que no llegan, nos sentimos atados. En estos momentos, debemos recurrir a un abrecaminos. Hay abrecaminos para el amor, para el trabajo, para la salud, para la energía.

Cuando estamos colgados un poco en todos los sentidos, el más eficaz es el de la energía. Este ritual a la vez que nos limpia a nosotros, envía energías positivas al universo para que todo se ponga en funcionamiento otra vez, y se empiecen a aclarar cosas en nuestra vida.

Lo podemos hacer para nosotros solos, para un ser querido o para dos personas a la vez. Más de dos personas no se puede. Se debe hacer en luna creciente. La luna creciente es el periodo que va desde la luna nueva (miremos un calendario) hasta la luna llena incluida.

Necesitamos velas llamadas de té, que son esas pequeñas, redondas y planas. Necesitamos 12 velas de té blancas, pues es un ritual que lo tenemos que hacer tres días seguidos. También necesitamos café, harina, azúcar, romero, laurel, agua y una foto nuestra. Necesitamos una foto, pero en su defecto, nos sirve un papel blanco con nuestro nombre completo y la fecha de nacimiento.

Vamos a hacer una lámpara abrecaminos. Escogemos un cuenco de cristal, o en su defecto una copa de cristal con la boca grande, por ejemplo, la que utilizamos para los ginc tonics. Dentro de este cuenco, y totalmente concentrados, vamos a ir poniendo ingredientes. Empezaremos por nuestra foto, o la foto de la persona a la que le vamos a hacer el ritual. Después de poner la foto debajo, pondremos tres cucharadas pequeñas de café, por encima tres cucharadas pequeñas de harina, por encima siete cucharadas pequeñas de azúcar. Sobre todos estos ingredientes, vamos a poner romero, da igual que sea fresco o seco, y por encima siete hojas de laurel.

Cuando tengamos todo preparado, vamos a añadir un poco de agua, para que todo se mezcle y se disuelva. Este cuenco lo intentamos poner sobre un trozo de tela rojo, que nos hará de altar, y alrededor ponemos tres velitas de té, formando un triángulo. Encenderemos las tres velas, y una cuarta que la vamos a poner encima del laurel.

Cuando se consuman, este ritual lo debemos de dejar en el mismo sitio, hasta el día siguiente que volveremos a encender las cuatro velas, tres haciendo triangulo y una encima del laurel. Y al día siguiente otra vez. Se tiene que hacer tres días consecutivos. Al cuarto día, se puede enterrar en una maceta o tirarlo directamente a la basura.

Cuando encendemos las velas, podemos pedir en voz alta, en lo que queremos que nos abra los caminos, ya sea en el amor, en el trabajo, en la abundancia o en la salud.

En mi canal de Youtube Tarot y Rituales Karmen, tenéis este y otros rituales de amor. Si tenéis cualquier duda, queréis un ritual personalizado o una consulta, poneros en contacto conmigo al teléfono 659644897. Os atenderé encantada.