La Torre: Significado de este arcano mayor

La idea que tenemos del arcano mayor de La Torre es la destrucción, pero no es el tipo de destrucción que se le atribuye, no tiene que ver con accidentes ni guerras, tampoco tiene que ver con grandes dramas personales, aunque ocasionalmente pudiera ser así. Es mucho más sencillo. Lo que existe actualmente, no sirve. Hay que derribarlo y volverlo a construir.

La Torre se eleva sobre un fondo oscuro que nos recuerda que aún seguimos en el reino del diablo, en el reinado de la oscuridad. La Torre tiene la misma forma que los pilares de sabiduría que aparecen en cartas anteriores, representando la mente humana en todos sus aspectos. Arriba tiene una corona de oro que representa tanto la vanidad humana como su grandeza. La Torre es alcanzada por un rayo en forma de flecha que representa a la vez destrucción y conocimiento.

La Torre: Significado de este arcano mayor

La Torre es señalada y elegida por una revelación, pero esta revelación implica aceptar que todo lo existente hasta ahora, ya no sirve y que hay que cambiarlo. Es por esto que el rayo iluminador le prende fuego a la torre.

La carta de la Torre en el tarot

La Torre aislada, solitaria en lo alto de su cumbre, representa la soberbia humana, que cree poder alcanzarlo todo, está inspirada en la bíblica torre de Babel. La iluminación le supone la destrucción, pero también un nuevo comienzo del que aprender. Algunas veces esa destrucción viene en forma de depresiones, dudas, o pesadillas que asaltan a quien cree tenerlo todo. Dos figuras humanas caen de la torre vestidas una de rojo y otra de azul, representando la energía y la espiritualidad o el consciente y el inconsciente. Cuando caemos al vacío nuestras creencias se conmocionan, así como nuestro mundo material y espiritual. De ahí que la Torre se asocie con destrucción.

Muchas veces este arcano mayor nos habla de un problema, una pérdida, la que nos hará sentir que todo nuestro mundo se viene abajo, pero rara vez será algo irreversible, sobre todo si leemos el aviso correctamente y nos replanteamos nuestra vida. Las gotas de fuego es la ayuda divina que tendremos para salir adelante, poseen la forma de la letra Yod, la primera letra del nombre de dios en hebreo. Si sabemos derribar la torre y volverla a crear con los cimientos adecuados, esa torre será un verdadero hogar para nuestra alma y no una prisión.

En posición normal son cambios repentinos generalmente no muy agradables, ruptura de una amistad o relación de pareja, pérdida económica, una oportunidad para revisar nuestros valores, darse cuenta de repente de que algo no es como pensábamos, descubrimientos de defectos que no sabíamos que teníamos y que nos sabe mal descubrir, cometer errores y volver a empezar, ilusiones que se vienen abajo, aceptar nuestras limitaciones, periodo de transición que nos conducirá a algo mejor si sabemos aprovecharlo, toma de contacto con la realidad.

En posición invertida, caos, estancamiento, ceguera ante la realidad, la persona se resiste a cambiar, aunque le hace falta. Falta de voluntad para salir de una situación negativa, falta de humildad para aceptar los errores, dejarse oprimir por otros, miedo al cambio.

Personalmente es el cambio radical de cualquier circunstancia o pregunta. Siempre malo porque no lo aceptamos, pero es volver a empezar. Depende de la pregunta también es una casa grande o un hospital.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Escríbeme por WhatsApp