El Carro: Significado de este Arcano Mayor

El Carro es un arcano mayor cuyo significado muestra el triunfo sobre los obstáculos internos y externos, es el tema que domina en la simbología de esta carta. En ella observamos a un joven de porte heroico subido en un carro, aparentemente conducido por dos esfinges, aunque no están sujetas por ningunas riendas, por lo cual pasea el triunfo por una ciudad como antiguamente hacían los ganadores de batallas.

En esta carta del tarot, el joven forma un todo con el carro que es un cuadrado que es el mundo material. En geometría el cuadrado representa la tierra y está sostenido por las columnas de los cuatro elementos y coronado con las estrellas. Su cetro indica dominio y soberanía sobre su cuerpo, sus pasiones y el mundo material. En algunas barajas lleva una corona, en el rider-waite es sustituida la corona por una estrella, símbolo de inteligencia e iluminación.

Significado de la carta de El Carro

El arcano de el Carro En sus hombros lleva dos lunas, una ríe y otra llora, como las máscaras de la tragedia y la comedia. Estas lunas eran unas joyas de los sacerdotes judíos que, usadas de una forma oracular, permitían a los fieles consultar la voluntad de Yahweh en cada momento. También indican las fases lunares que son cambiantes.

En el pectoral también aparece el cuadrado, esta vez indicando que en el alma de joven reina la tranquilidad y el equilibrio. En la parte frontal del carro aparecen unos símbolos sexuales bajo las alas de mercurio, indicando que la sexualidad debe existir, pero siembre bajo el autodominio y la sabiduría.

El Carro: Significado de este Arcano Mayor

Los animales que llevan el carro son unas esfinges, que el joven conduce sin riendas, con la sola fuerza de su voluntad. Un animal es blanco y el otro es negro simbolizando los instintos más puros y los más bajos respectivamente. Rider-waite, cambió los caballos de otras barajas por esfinges, porque la esfinge proponía enigmas a los que pasaban y el único que supo resolverlo fue Edipo, que era un hombre sabio y bueno pero que no conocía el secreto de su propio origen o destino, y por ello acabó matando a su padre y casándose con su madre.

 El joven del carro es sabio y domina con templanza sus pasiones, pero su sabiduría no va más allá, por eso el velo de la sacerdotisa que tiene a su espalda permanece cerrado y el triunfo sobre uno mismo es sólo una parte del conocimiento, necesario pero incompleto.

Su elemento es el agua, y su signo cáncer.

En posición normal es victoria sobre obstáculos o sobre los propios defectos, dominio de uno mismo, persona disciplinada que alcanza el éxito, habilidad para guiar los propios asuntos. Viajes, ascensos laborales, reconocimiento merecido, persona que aprende a conocerse a sí misma, el coche.

En posición invertida es falta de autocontrol, persona indisciplinada, que no se acaba de encontrar la vocación, negocio fallido. Hay que admitir que una situación nos desborda y pedir ayuda. Viajes innecesarios, falsa sensación de triunfo, egoísmo, pasiones que no se controlan.

Personalmente es la fuerza de voluntad, el movimiento, el triunfo, seguir adelante, triunfo de la situación, conseguir objetivos, éxito, y sobre todo los viajes y los coches.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámame!