Ritual para alinear los chakras desde casa 1

Ritual para alinear los chakras desde casa

Dentro de la medicina oriental, se considera que el cuerpo tiene siete chakras o puntos energeticos.. Aunque en verdad tenemos 78, los importantes son siete y los tenemos a lo largo de nuestra columna vertebral.

¿Que es un chakra?

Antes de empezar a hablar de la alineación, debemos de saber qué es un chakra. Se trata de una palabra sánscrita que significa “rueda de luz” o “rueda de energía” y hace referencia a las conexiones que existen entre cuerpo y mente mediante centros de energía que son los encargados de regular diferentes zonas del cuerpo y su conexión con el universo. Para que el equilibrio de las energías que atraviesan nuestro cuerpo se produzca hay que poner en funcionamiento óptimo el flujo de energía para que nos ayuden a mantenernos sanos de mente, cuerpo y alma.

Podemos equilibrar los chakras con reiky, yoga, piedras, y con un sencillo ritual ayudados de los cuatro elementos.

Ritual para alinear tus chakras

Para este ritual de alineación de chackras, utilizaremos los cuatro elementos y una buena concentración.

Necesitamos un cuenco de barro o de metal, un poco de agua, tres cucharadas de aceite, un puñado de romero, una vela blanca de las que flotan, un incienso, una amatista y tres velas de las de té, dos azules y una roja.

Lo primero que vamos a hacer es encender el incienso para que nos vaya armonizando, En el cuenco ponemos un poco de agua, como un dedo, y encima del agua las tres cucharadas de aceite. El aceite se quedará arriba, y cuando echemos el puñado de romero, el romero se quedará un poco flotando e impregnado con el aceite.

Alrededor de este cuenco vamos a encender las velas de té haciendo un triangulo, con el cuenco en medio. En los vértices de abajo del triangulo ponemos las velas azules, y el vértice de arriba la vela roja.

Cuando tengamos el ritual en marcha, nos vamos a sentar tranquilamente delante de él, en una posición cómoda, como si fuésemos a hacer meditación. Con el incienso, nos lo vamos a pasar por todo el cuerpo, sin tocarnos claro, empezando por las piernas y acabando en la cabeza. Que el humo del incienso nos llene todo nuestro ser.

Seguidamente vamos a coger la amatista y procederemos a hacer la misma operación. Nos la pasaremos por el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, intentando que toque nuestra piel.

Tanto el incienso como la amatista se tiene que hacer despacio, pensando que tenemos un rayo de luz dorada que a medida que pasamos nos va llenando nuestro cuerpo.

Notaremos rápidamente esta alineación de chakras con los cuatro elementos

Si tenéis cualquier duda, necesitáis un ritual personalizado o una consulta de tarot, poneros en contacto conmigo al teléfono 659644897. Os atenderé encantada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Escríbeme por WhatsApp